viernes 19 agosto, 2022

LAS DISCAPACIDADES DESDE UNA PERSPECTIVA COLECTIVA

El 3 de diciembre es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.  Fixiones propone un acercamiento a los debates sobre la accesibilidad de las personas con discapacidad, atendiendo los desafíos, los cambios sociales y las nuevas categorías que emergen para profundizar y avanzar en pos de facilitar el desarrollo y la autonomía personal junto con la calidad de vida de estas personas.

Por: Juan Schtivelband Guindi  |  Fotos: Muriel Schtivelband Guindi

 

En Argentina el tratamiento sobre los derechos de las personas con discapacidad forma parte de una agenda abierta. Existen diversas organizaciones dedicadas a trabajar en la materia a través de numerosos programas. Una de las más importantes es la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDis), la cual depende directamente de la Secretaría General de la Presidencia. La ANDis está destinada a fomentar el desarrollo y la aplicación de políticas tendientes a consolidar los derechos de las personas con discapacidad, potenciando la transformación social y la inclusión. Tiene a su cargo el diseño, coordinación y ejecución general de las políticas públicas en materia de discapacidad, la elaboración y ejecución de acciones tendientes a promover el pleno ejercicio de los derechos de las personas en situación de discapacidad. Pero más allá de este organismo, existen otras organizaciones que abordan la temática desde distintas perspectivas: la campaña #NuestrosDerechosEnFoco (NDF), iniciativa impulsada por las organizaciones Libertate (especializada en discapacidad y género), Ojo de Pez (volcada a la promoción de talleres de artes visuales en barrios populares de CABA) y Grupos de Juventudes por la ESI (focalizada en juventudes y educación sexual integral desde un enfoque lúdico y popular), son algunas de ellas. Estas organizaciones cuentan con el apoyo del Fondo de Mujeres del Sur en Argentina y la campaña “ESI Igualdad” de Amnistía Internacional, las cuales trabajan con el fin de visibilizar y promover en la sociedad un cambio de mirada y exigir cumplimiento de los derechos de las mujeres con discapacidad.

Una de las perspectivas centrales de esta problemática es el denominado modelo social de la discapacidad el cual entiende que las trabas, barreras y exclusiones reproducidas cotidianamente son los reales factores que definen quien tiene una discapacidad y quien no en cada sociedad y ámbito en particular. Desde esta perspectiva, se pone el foco en lo colectivo, como contrapartida del modelo médico que se focaliza en los individuos y su funcionalidad, pensando en las dinámicas sociales y estructurales se busca superar la errónea disyuntiva entre normalidad/correcto y anormalidad/incorrecto. En este sentido, desde ANDis sostienen que “la discapacidad es una condición que se desprende de una patología (vinculada a un déficit funcional) al interactuar con los entornos en donde las personas con discapacidad enfrentan barreras. Por ejemplo, que un usuario de silla de ruedas pueda o no ingresar a un edificio no depende de su déficit funcional, sino de la existencia de una rampa. En Argentina podemos celebrar que esta mirada está materializada y  tiene un rango constitucional en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”.

Desde #NuestrosDerechosEnFoco explican a Fixiones el origen y los objetivos que persigue el programa: “según el último censo nacional (2010), en Argentina son 2,8 millones las mujeres que tienen algún tipo de discapacidad y son las niñas y mujeres con discapacidad las más violentadas en sus derechos sexuales y reproductivos”. A partir de este escenario y la gravedad de la situación, agregan que “un grupo de mujeres con discapacidad nos reunimos y participamos durante todo el año de encuentros virtuales y presenciales donde realizamos actividades lúdicas, recreativas y artísticas para el abordaje de temáticas sobre sexualidad, Educación Sexual Integral, accesibilidad, diversidad y derechos. Nuestro abordaje de estas temáticas a través de diversas ramas del arte se convirtieron en herramientas para reflexionar, repensarnos, crear y transformar”.

El “Día Internacional de las personas con discapacidad”, que se realiza los días 3 de diciembre de cada año, es otro espacio más para visibilizar los derechos vulnerados y exigir cambios en pos de una sociedad más justa y accesible. Desde la campaña #NuestrosDerechosEnFoco apuntan a que se garanticen derechos para mujeres con discapacidad, a la defensa y respeto de su autonomía. Según contaron a Fixiones, son tres los ejes de acción en los que se apoya su campaña: visibilizar las violencias y abusos sexuales, bajo el lema “¡Tenemos derecho a ser libres y no vivir violencias!”, reivindicar las identidades y cuerpos diversos, bajo la consigna “¡Nuestros cuerpos merecen ser respetados y no discriminados!”, y exigir que la Información, comunicación y atención sean accesibles, promoviendo la frase “¡Tenemos derecho a vivir nuestras vidas sin barreras!”.

El surgimiento del reclamo

En 1992 la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 3 de diciembre como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, con el objetivo de  “ampliar y promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades, contribuyendo a la visibilización y concientización acerca de su situación en todos los ámbitos de la sociedad”. El surgimiento de los espacios que abordan el tema de las discapacidades en Argentina son relativamente nuevos y tiene que ver con el crecimiento y la visibilización de los debates en materia de discapacidad en nuestro país. La ANDis, por ejemplo, fue creada en 2017, cuando se fusionaron las áreas que antes se enmarcaban en los Ministerios de Salud  (Servicio Nacional de Rehabilitación e INCLUIR Salud) y Desarrollo Social (Comisión Nacional de Pensiones y la CONADIS), con el propósito de transversalizar la perspectiva de discapacidad a todo el Estado y promover el diálogo permanente con la sociedad civil.

Desde los distintos espacios que trabajan esta problemática aparece el debate acerca de cuáles creen que son las necesidades para poder ejercer con autonomía sus derechos, poniendo en jaque un sistema excluyente, productivista, exitista, extractivista y capacitista y así lograr la mejora en su calidad de vida. ¿Luchar en pos de lograr la inclusión en la sociedad o construir en busca de la accesibilidad como medio para garantizar los derechos de todas las personas con discapacidad? Este debate atraviesa gran parte de las distintas formas de construcción y reflexión de los distintos espacios. Representantes de “Nuestros Derechos en Foco” señalan: “desde la campaña nos posicionamos en un marco de derechos humanos y por ende exigimos accesibilidad como medio para poder ejercer con autonomía nuestros derechos que hoy en día son vulnerados. En ese sentido, hablamos de justicia y de derechos. Entendemos que detrás de las distintas situaciones de exclusión se encuentran una serie de barreras, físicas, comunicacionales y actitudinales que impiden el ejercicio de nuestros derechos. Creemos que no podemos hablar de inclusión sin accesibilidad”. Por su parte, desde la ANDis concuerdan en general con esta mirada, pero disienten en un aspecto: “la inclusión no se opone a la accesibilidad, sino que remite a una sociedad inclusiva, en donde integralmente (tanto el Estado como la sociedad civil) den por tierra con los estigmas y visibilicen a un colectivo que nuclea a unas cinco millones de personas”.

 

La deuda y el horizonte

A lo largo de los años estos programas y organizaciones tuvieron como principal objetivo lograr instaurar un marco legal que les ampare y promueva la accesibilidad para todas las personas. Sin embargo, pese a los importantes logros obtenidos (la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, la Ley de Cupo para personas con discapacidad, que alcanza a los organismos del Estado y otras leyes de Accesibilidad), hay una gran falta de cumplimiento en varios sectores de la sociedad, así como una falta de contemplación de una perspectiva de discapacidad en la conquista de derechos para mujeres y personas LGBTIQ+. Esta es la base del fuerte reclamo de “Nuestros Derechos en Foco”, según contaron a Fixiones: “creemos urgente la perspectiva interseccional, que tome experiencias de mujeres y personas LGBTIQ+ con discapacidad para la realización de políticas públicas y modificaciones en leyes y prácticas que arraigan una perspectiva capacitista, bajo un modelo médico-rehabilitador que aún sigue imperando sobre nuestros cuerpos y el ejercicio de nuestros derechos y que permita la real aplicación de estas políticas”.

Desde la ANDis remarcan las distintas estrategias que se están llevando a cabo junto a la Secretaría de Empleo Público y el Ministerio de Trabajo para avanzar en el cumplimiento del cupo laboral en el Estado y la  generación de fuentes de trabajo en el sector privado. Poniendo el foco en la importancia del rol gubernamental en materia de accesibilidad y garantización de derechos, resaltan las dificultades que fueron encontrando: “se necesita una agencia fuerte que logre permear con esta perspectiva toda la estructura del Estado Nacional. Hoy estamos en ese proceso de jerarquización, con un mandato presidencial claro de trabajar en la materia. Porque, esta tarea no se puede llevar adelante sólo discursivamente, sino con la asignación de recursos y el apoyo incondicional que hemos recibido por parte de nuestro presidente. La pandemia y la situación heredada  producto del accionar del gobierno anterior (pérdida de derechos y deudas millonarias) configuraron un escenario muy complejo. Las personas con discapacidad históricamente han estado invisibilizadas y masivamente confinadas al encierro  debido a  las barreras que enfrentan. Por eso, es necesario garantizar la accesibilidad de toda la  ciudadanía al Estado nacional y local.  Es por ello que, en el marco del Plan ACCESAR, venimos  acompañando la creación de áreas de discapacidad municipales con recursos económicos, capacitación y asesoramiento técnico”. 

Para concluir, desde ambos espacios invitan a acompañar y difundir todas las actividades que se vienen llevando adelante en el marco del 3 de diciembre, con el objetivo de visibilizar las voces y las distintas demandas y, de ese modo, construir una sociedad más accesible.

 

Noticias relacionadas