jueves 22 febrero, 2024

EL BALLOTAGE A LOS OJOS EL MUNDO

El escenario de ballotage en Argentina está captando la atención del mundo. Desde Revista Fixiones recopilamos diversas perspectivas internacionales sobre el panorama político del país. ¿Cómo nos ven desde el exterior?, ¿qué opinan los especialistas internacionales sobre la figura de Javier Milei, sobre la inflación, la dolarización, las propuestas de comercio exterior y el cambio climático? 

 

Por Mercedes Larosa 

 

El escenario de ballotage en Argentina entre el ultraliberal Javier Milei y el peronista Sergio Massa suscitó la toma de posición de diferentes personajes de la política, de la cultura, del deporte y del espectáculo, pero también abrió otra dimensión: los apoyos internacionales y la mirada de los medios extranjeros respecto a los candidatos a presidentes. La figura extravagante y violenta de Milei, sus propuestas ultra-neoliberales y su negación del cambio climático, causaron repercusión en distintos medios de Europa y Estados Unidos. 

 

La grieta trasciende las fronteras y figuras políticas como los expresidentes de México, Vicente Fox y Felipe Calderón; los exmandatarios colombianos, Iván Duque y Andrés Pastrana; el expresidente boliviano Jorge Quiroga; el expresidente de Chile, Sebastián Piñera; el exgobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño y el expresidente español, Mariano Rajoy, salieron públicamente a apoyar la candidatura de Javier Milei. También se suman a la lista  el escritor peruano Mario Vargas Llosa y la ex mandataria de facto en Bolivia que le hizo el golpe a Evo Morales, Jeanine Añez.

 

En paralelo, Sergio Massa cosechó respaldos entre el actual presidente de Brasil Ignacio Lula da Silva; el ex mandatario uruguayo José “Pepe” Mujica; el actual presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el presidente español Pedro Sánchez.

 

Más de un centenar de economistas, intelectuales, políticos y académicos de diferentes partes del mundo advirtiendo mediante un comunicado que la elección de Javier Milei como presidente de la Argentina puede provocar una mayor “devastación” económica y caos social en el país.

 
“Los peligros del programa económico de Javier Milei”

En el comunicado, firmado por destacadas personalidades como Jayati Ghosh de la India, Branko Milanovic de Serbia, Thomas Piketty de Francia y José Antonio Ocampo de Colombia, se destaca la comprensible aspiración a la estabilidad económica en Argentina, dada su historia de crisis financieras y altos niveles de inflación. Sin embargo, se argumenta que las soluciones aparentemente simples propuestas por Milei podrían causar estragos a corto plazo y limitar las opciones de políticas a largo plazo.

 

El documento subraya la preocupación de los economistas en cuanto a que el programa de Milei pasa por alto las complejidades de las economías modernas, ignora lecciones aprendidas de crisis históricas y podría exacerbar las ya existentes desigualdades. 

Se centra especialmente en dos propuestas clave de Milei: la sustitución del peso argentino por el dólar, bajo el argumento que el primero no tiene valor, y la drástica reducción del gasto público. Aunque estas ideas pueden parecer atractivas por su simplicidad y promesas de una solución rápida para controlar la inflación y la inestabilidad, el comunicado advierte que no reconocen las realidades económicas fundamentales: enfatiza claramente que “una disminución sustancial del gasto público podría incrementar los niveles ya elevados de pobreza y desigualdad, generando un aumento considerable de las tensiones sociales y conflictos”.

 

La inflación como protagonista

En su reciente episodio, el podcast “Today Explained” abordó la crucial cuestión de la inflación en Argentina con un análisis profundo, arrojando luz sobre la incertidumbre que rodea el país en vísperas de la segunda vuelta electoral. La renombrada economista Ana Lankes, de The Economist, ofreció una perspectiva detallada sobre la realidad económica argentina en medio de la escalada inflacionaria.

 

El episodio se sumerge en la experiencia cotidiana que compartimos los argentinos al visitar el supermercado, explorando cómo, a pesar de las apariencias, la situación se descontrola cuando se examinan los fríos números. La visión externa de la inestabilidad cambiaria suscita un interés particular sobre cómo enfrentamos esta realidad los argentinos.

 

El podcast se erige como un relato de nuestras vivencias diarias, explicado de manera accesible para aquellos que residen en naciones desarrolladas, donde las quejas sobre una inflación anual del 2 por ciento son comunes. Escuchar la mirada foránea nos permite tomar dimensión de la relación peculiar que los argentinos mantenemos con el dólar. Tan arraigada en nuestra vida diaria, nos hace reflexionar sobre por qué cada mañana nos despertamos ansiosos por conocer tanto el pronóstico del tiempo como la cotización de una moneda extranjera. Esto es un fenómeno que no suele suceder en otras partes del mundo.

 

En el contexto del balotaje, el episodio desglosa los orígenes y características de ambos candidatos, centrándose en las excentricidades de Milei, autodenominado “anarco-liberal”, desde su efusividad vehemente hasta sus conversaciones con su perro muerto. También aborda la trayectoria variable de Massa, describiéndolo sin titubeos como un ‘panqueque’, término que se explica detalladamente en el contexto de la cultura argentina. 

 

El episodio concluye con un mensaje que, lamentablemente, no deja un tono esperanzador. Según la economista, independientemente de quién resulte victorioso, lo que realmente necesita Argentina es un consenso político que trascienda las limitaciones ideológicas, formulando así una estrategia a largo plazo que permita la recuperación de la producción y la economía del país. Un objetivo que, a primera vista, parece estar fuera de alcance.

 

 

Las propuestas de Milei vs. las propuestas de Massa ante el mundo

Diarios como El País y The Guardian resaltan que la plataforma política de Milei abarca diversas promesas, incluyendo un significativo recorte del gasto público y la reducción de impuestos, la flexibilización laboral para fomentar empleo privado y una apertura unilateral al comercio internacional. Su propuesta central, la dolarización de la economía, suscitó críticas de economistas que la consideran inviable debido al déficit en las reservas del Banco Central argentino. El candidato también plantea la “liquidación” del Banco Central, una reducción progresiva de los planes sociales, y recortes en los fondos de jubilaciones y pensiones.

 

Milei planea reducir el tamaño del Estado disminuyendo de 18 a ocho el número de ministerios y fusionando Desarrollo Social, Salud y Educación en uno llamado “Capital humano”. Ministerios como el de Mujeres, Géneros y Diversidad serían eliminados, mientras que se aumentaría el presupuesto de Defensa Nacional y Seguridad Interior, liderado por su compañera de fórmula, Victoria Villarruel. En el ámbito social, Milei defiende la protección del niño “desde la concepción”, se opone a la interrupción voluntaria del embarazo, busca derogar leyes como la de educación sexual integral y propone un “sistema de vouchers cheque educativo” para privatizar la educación. También aboga por estudiar la reducción de la edad de imputabilidad, la desregulación del mercado de armas y la prohibición de entrada de extranjeros con antecedentes penales. A nivel internacional, se alinea con Estados Unidos e Israel, al tiempo que propone romper relaciones con China o Brasil, por considerarlos “comunistas”. 

 

Mientras que describen a Sergio Massa, como el candidato “de la unidad” del peronismo que busca convencer al electorado de que puede mejorar las condiciones de vida en Argentina. Como ministro de Economía, actualmente enfrenta desafíos como la alta inflación y la pobreza. Aliado con el kirchnerismo, su plataforma incluye la reconstrucción de la “Patria” a través de un nuevo pacto democrático, independencia económica, soberanía política y justicia social. Propone medidas específicas, como acceso a la tierra y vivienda, fortalecimiento de empresas públicas, políticas ambientales y educativas. En el ámbito económico, busca un orden fiscal, fomentar las exportaciones para el ingreso de dólares y cancelar al 100 por ciento la deuda con el FMI. En seguridad, planea implementar videovigilancia y tecnología en la frontera.

 

Milei y la comparación con Donald Trump

Desde el diario Fox News, conocido por su abierto respaldo a Donald Trump, se destaca que, aunque Milei rechaza la etiqueta de “el Trump argentino”, es comparado con el multimillonario desinhibido que gobernó Estados Unidos entre 2017 y 2021. Por otro lado, el periodista del New York Times Jack Nicas presentó una descripción contundente de Milei, resaltando su ascenso a la fama mediante desprecio en la televisión, ataques en redes sociales y un distintivo peinado que se  convirtió en un meme, consolidándolo como el nuevo líder de la extrema derecha en Argentina. Nicas establece la comparación con Trump al señalar sorprendentes similitudes entre ambos, especialmente en su estilo político, entre ellas su enfoque político beligerante. En contraparte señala que suscitan preocupaciones tanto a nivel nacional como internacional sobre el potencial impacto negativo que su gobierno podría tener en la tercera economía más grande de América Latina.

 

Milei ha dirigido ataques a la prensa y al Papa, catalogando el cambio climático como parte de la “agenda socialista”. También ha calificado a China, el segundo mayor socio comercial de Argentina, como “asesino”. Además, ha prometido una flexibilización en los controles sobre armas, se ha proclamado víctima de fraude electoral, cuestionando los resultados de elecciones recientes en Estados Unidos y Brasil. El líder de La Libertad Avanza incluso ha sugerido que los disturbios de extrema derecha que siguieron a esas votaciones eran conspiraciones de la izquierda. Estas posturas y declaraciones han generado inquietud y amplias discusiones sobre el impacto potencial de su presidencia.

 

¿Libertario o populista?

Esta pregunta es la que esgrimió la BBC para analizar la posición de Milei sobre el aborto que generó dudas sobre su clasificación como libertario. El aspirante presidencial expresó su oposición al aborto, fundamentando su postura en la creencia en el proyecto de vida del otro individuo que está dentro del vientre de la mujer. Esta perspectiva llevó a la experta en comunicación política, Carmen Beatriz Fernández, a sugerir que Milei podría ser más adecuadamente etiquetado como “neopopulista o autoritario de derechas”, en lugar de “libertario”.

 

Fernández argumenta que un libertario clásico sostiene posturas liberales tanto en lo económico como en relación a las libertades personales e individuales. Aunque reconoce que Milei promueve ideas económicas de la Escuela Austríaca, sostiene que no encaja completamente en la categoría de un libertario clásico. Esta perspectiva contrasta con la opinión del politólogo Guillermo Tell Aveledo, quien ve a Milei como el representante “más organizado” de la tendencia libertaria. Aveledo destaca que las críticas de Milei se centran en el tamaño y la acción del Estado, lo que, según él, coincide con el perfil de un libertario. La discrepancia en la clasificación de Milei refleja el debate en curso sobre su posicionamiento político y sus creencias, especialmente en áreas que van más allá de lo económico.

Noticias relacionadas