domingo 14 julio, 2024

LA CORTINA DE ODIO

Una de las constantes de las semanas que lleva Javier Milei como presidente fueron los ataques y agravios contra figuras de la cultura y el cierre de instituciones estatales cuya función es velar por la pluralidad de voces. ¿Se trata de una cortina de humo para que temas como sus ataques a Lali Espósito ocupen la agenda mediática o es parte de la batalla cultural que impulsa la derecha desde hace años? La historiadora Cata Cabana y la licenciada en Comunicación Social e integrante del colectivo Actrices Argentinas Melisa Melcer dialogaron con Fixiones sobre esta oleada de violencia verbal del Poder Ejecutivo. 

Por Juan Schtivelband Guindi  |  Foto: Camila Alonso Suárez

En medio de diversas polémicas generadas desde el gobierno Nacional como el hostigamiento a la actriz y cantante Lali Esposito por parte del Presidente, el proyecto de cierre total del INADI y de Télam, los amedrentamientos hacia la cultura y el protocolo anti-piquetes, la historiadora Cata Cabana y la Comunicadora Social e integrante del colectivo Actrices Argentinas Melisa Melcer aportan su mirada acerca de algunos ejes que estuvieron en agenda en las últimas semanas y que tomaron una fuerte repercusión en las plataformas digitales.

El hostigamiento del presidente Javier Milei hacia Lali Esposito fue una de las tantas provocaciones de La Libertad Avanza en los últimos meses, una postura persecutoria en relación a la libertad de expresión que se materializó en el cierre del INADI, la voluntad de privatizar los medios públicos, la prohibición del lenguaje inclusivo el levantamiento del programa de las Madres de Plaza de Mayo en la TV Pública luego de 16 años de aire ininterrumpido.  “Los dichos de Javier Milei sobre Lali Espósito se pueden calificar como violencia institucional”, no dudó en afirmar Melisa Melcer, licenciada en Comunicación Social e integrante del colectivo Actrices Argentinas, en diálogo con Fixiones. La historiadora Cata Cabana, en tanto, destacó el desequilibrio en las relaciones de poder de Milei y Lali: “estamos hablando de la mayor investidura del país.Los dichos de Milei no son solo opiniones o ideas sueltas: es el presidente. La relación es desbalanceada. Ambos pueden pensar diferente, pero el presidente no puede invalidar a un ciudadano y votante”. 

¿Cuál es el objetivo principal de estos ataques del oficialismo?, ¿se trata de dar la “batalla cultural” que tanto repiten sus funcionarios, es una cortina de humo para desviar la atención en la agenda mediática o son las dos cosas al mismo tiempo? Melcer considera que el ataque de Milei a Lali Espósito “no es casual”, puesto que “es una artista mujer que ha señalado su preocupación tras la asunción del nuevo presidente”. De este modo, el hostigamiento la excede: “es un mensaje para todxs lxs artistas, donde por detrás está la amenaza de ‘mirá que si decís esto, vas a tener que bancarte esto otro’”. La actriz y comunicadora sostuvo que “atentar contra quienes piensan distinto es un rasgo característico de este gobierno” y advirtió que no se trata de un fenómeno estrictamente local: “el comportamiento de Milei está dentro de una lógica que excede al país y a la región. Son estrategias de las ultraderechas que se replican en lo mediático a nivel mundial y están vehiculizado por medios de comunicación poderosos y periodistas que abonan este tipo de tratos.” 

Frente a esta misma preocupación, Cabana calificó las medidas y los ataques del Poder Ejecutivo como “un claro retroceso en nuestro camino democrático, que lleva 40 años ininterrumpidos, en los cuales nunca se ha visto un enfrentamiento de tal manera entre un presidente y un artista”. En relación a la libertad de expresión, fue más cautelosa, al afirmar que en su opinión “la libertad de expresión no corre peligro, pero sí es coartada y no respetada en varios aspectos alarmantes”.

 

El gobierno de las redes sociales

Las plataformas digitales se han posicionado como una herramienta central para el debate social y político. Las discusiones entre lxs usuarixs son acaloradas y, con el amparo del anonimato, muchas veces violentas y xenófobas. Desde su aparición en la escena pública, Milei ha hecho de las redes sociales su caballo de batalla y aún hoy, siendo presidente, mantiene las mismas prácticas. Por ejemplo, dando “me gusta” y comentando ciertas publicaciones acerca de distintos temas, casi siempre con una carga de violencia evidente. Melcer hizo referencia a esto, le resulta el uso que le da el Gobierno a las plataformas digitales y la escalada de violencia que se propaga de estas esferas, con la intención de “tergiversar la realidad, silenciar a quienes discrepan y meter miedo”. En una línea similar, hubo recientemente un caso paradigmático con la detención por parte de la justicia de Jujuy de dos ciudadanos, por posteos que hacían ecos de un supuesto rumor contra el ex gobernador Gerardo Morales.

Para Melcer las redes sociales “son un campo muy fértil para destilar odio sin argumentos y con falsas noticias. Un claro ejemplo de ello es la  designación del troll Fernando Cerimedo (alias Joe Doe) en la Dirección General de Comunicación Digital de la presidencia, con un sueldo de un millón y medio de pesos, e implicado en la causa de golpe institucional organizado por el bolsonarismo en Brasil. En esas acciones se puede observar claramente el rol preponderante de las redes sociales para este gobierno”. 

Cabana considera fundamental a las plataformas digitales como “espacios garantes para la libertad de expresión de todos los votantes sin importar la ideología”. Sin embargo advirtió que “los usuarios más cercanos a la ideología libertaria se consideran aptos de decir cualquier barbaridad, niega nuestro pasado y generan una fuerte violencia en el debate social. Esa situación se ve exacerbada por la posibilidad del anonimato en redes sociales, donde cada vez hay menos debate con argumentos e ideas, y prima el insultó y desprestigio del otro”.

 

El gobierno de las mil batallas

A menos de tres meses de haber asumido, los focos de conflicto del Poder Ejecutivo son múltiples: aparecen como antagonistas los diputadxs y senadorxs, los gobernadorxs, sindicatos, organizaciones sociales, artistas. En este escenario, ¿es denodada la intención del gobierno de colmar la agenda mediática con discusiones particulares?, ¿cuál es la estrategia mediática de LLA para avanzar con su proyecto político? Tanto Melcer como Cabana sostienen que muchas de las peleas en redes sociales, como el ataque hacia Lali Esposito, son “humo”, utilizado como herramientas para “tergiversar y ocultar otras cuestiones políticas y económicas que está sufriendo el país en nombre de la ‘libertad’ y el recorte de gastos público”. 

En ese contexto, Melcer afirmó que “las críticas que este gobierno ha hecho a las expresiones culturales se basan en fake news, en prejuicios ideológicos que los llevan a intervenir los medios públicos y a desfinanciar por completo a las instituciones artísticas como el INCAA, el INT (Instituto Nacional del Teatro), INAMU (Instituto Nacional de la música), CONABIP (Bibliotecas populares), FNA (Fondo Nacional de las artes)”. Para ella es importante que las distintas instituciones de la sociedad civil combatan la desinformación, como lo hizo Actrices Argentinas mediante un trabajo en el que presentaron datos y estadísticas en el Congreso. En el documento dieron cuenta de que estos institutos no solo no implican gastos para el Estado, sino que además generan puestos de trabajo y enaltecen la cultura nacional. 

“No  hay que confundir el objetivo del gobierno, que es lisa y llanamente hacer lo que dijeron en campaña”, sostuvo Cabana a modo de síntesis, y agregó: “ellos odian a este país, consideran que está destinado a desaparecer y que es inviable. Por eso van contra una de las patas fundamentales, la cultura.  Más allá de que haya medidas para tapar otras más graves, no hay que perder de vista que van en contra de todo lo nacional. Es necesario más que nunca reflexionar qué tipo de sociedad queremos y con quiénes estamos conviviendo”.

Noticias relacionadas

POBRES CRIATURAS

Ensayo sobre la película “Poor Things”

Leer más


DAKOTA EN LOS BEATLES: UN INSTANTE DE ETERNIDAD

Ensayo acerca del libro Dakota de José Luis Juresa y Fernando Rahabih.

Leer más


EL BALLOTAGE A LOS OJOS EL MUNDO

Reflexiones a nivel mundial del ballotage en Argentina.

Leer más


NI LOCURA NI NORMALIDAD: LA DEMOCRACIA EN PELIGRO

Análisis discursivo de la campaña de la Libertad Avanza en clave psicoanalítica.

Leer más

Contactanos


Facebook


Twitter


Instagram

redaccion@fixiones.com.ar